Mentiras que todos dijimos alguna vez

De vez en cuando hace falta decir una mentirita piadosa para no herir los sentimientos del otro o directamente para no quedar como el orto. Acá repasamos las que son parte del repertorio clásico.

1. “Ya estoy en viaje. En 5 llego”

Cuando en realidad…

2. “¡Yo no fui! ¡Ya estaba así cuando llegué!”

El truco para que este verso funcione es nunca dejar de negar la culpabilidad. Y acordate: La mentira no es mentira si vos la crees.

3. “¿Cómo estás? ¡Justo te iba a llamar!”

Casi que está de más decirlo, pero nos sale automáticamente. No sé, nos sentimos obligados a ser amables con el que llama. No está mal tratar de ser buena onda.

4. “Juro que no vuelvo a tomar nunca más en mi vida. “

Todos sabemos como termina esta promesa. En defensa nuestra, es la resaca la que nos hace mentir tan descaradamente.

5. “¡No sé cómo me fue mal, si yo me maté estudiando!”

Ah, pero la noche anterior…

6. “No sos vos, soy yo”

No, es él. Te llenó las bolas mal y no sabés como cortarle sin lastimar tu ego.

7. “Es sólo un amigo”

Mientras que en tu cabeza no parás de pensar en esto una y otra vez.

Bonus track

8. La más escuchada por ellos: “¡ Wow! ¡Qué grande es!”

9. La más escuchada por ellas: “Te juro que es la primera vez que me pasa”

 

También te puede gustar...