NUNCA CAIGAN EN EL “Querida, no te preocupes, yo lo arreglo!”

destacada

 

Después de suplicar durante meses para que los “señores” nos arreglen las cosas, solo te queda golpearte la cabeza contra la pared y preguntarte como se te ocurrió que te lo iba a resolver. ¿Te pasó?

La ingeniosidad humana no tiene límites en la búsqueda de soluciones para un problema planteado, y ese es nuestro problema. Esa creatividad de la cual están tan orgullosos, no es amiga de la estética y, sobre todo, de la seguridad.

1. “Ahora funciona”

gambiarras-1

2. “Así te dura toda la vida”

gambiarras-2

3. “Ya está, casi igualito”

gambiarras-3

4. “¿Soportes y taladros para qué? No tuve que ni ir a comprar más cosas”

gambiarras-4

5. “Ya está no se va a sobrecalentarse más. Trabajo tranquila”

gambiarras-6

6. “Listo, cerrá la puerta así cuando ya no uses la cocina”

gambiarras-7

7. “Tanto lío, mira como te lo arreglé en 2 minutos”

prato

8. “Mira lo que ahorré y lo bien que encajó”

gambiarras-11

9. “Mirá, anda! Agarras el taladro así y licuás”

gambiarras-15

10. “No te preocupes, se ve mal pero no te va a pasar nada”

gambiarras-10

11. “Con esto no se rompe más”

gambiarras-16

12. “Ahi está, eso si tratalo con cariño”microondas

 

No caigan, y no digan que no les avisé. La verdad, esas ideas que se les caen, que se las metan donde les entren y ocúpense de hacer bien las cosas!!!