¡No te quejes! ¡Podría ser mucho peor!

La desgracia ajena puede ayudarte a poner las cosas en perspectiva: quizás estás teniendo un día de mierda, pero creenos, podría ser mucho peor. Por ejemplo…

1. Podrías haber terminado en la guardia

También podrías estar yendo al colegio (un bajón) y podrías tener un montón de compañeritos sádicos.

2. Podrías haber tenido un accidente serio en el trabajo

O peor todavía: podrías ser el del cajón.

3. Podrías haber sido sorprendida por este perro mientras buscabas conseguir algo de color

“¡No Pulgas, mal chico!”

4. Podrías ser el encargado de limpiar este quilombo

¿Hay que levantarlos de a uno?

5. Podrías haber salido así a la calle…

y sin querer exhibirte frente a un montón de extraños a los que les parece muy ocurrente tu problema de vestuario.

7. Podrías haberte cruzado con este HDP

Hay un lugar especial reservado en el infierno para la gente que hace esto.

8. Podría haberte empomado este caballo.

Porque nada dice “Hoy es un día de mierda” como ser apoyado tan delicadamente.

También te puede gustar...