Razones para NO volver con tu ex

 

Todos tomamos malas decisiones de vez en cuando. Una vuelta un amigo se compró un skate para ir de acá para allá y en menos de una semana ya estaba con un yeso, la pierna en alto y 4 metatarsianos fracturados. A veces nuestras elecciones personales parecen más inofensivas que esta que te acabo de contar, pero terminan haciéndonos casi el mismo daño. Por ejemplo, seguir insistiendo con tu ex. Ya sé, hay una gran distancia entre tener los huesos quebrados y tener el corazón roto. Pero permitime la exageración, que estoy tratando de decirte algo importante: no vuelvas con tu ex.

Por si lo estás considerando, te menciono alguno de los motivos por los que creo que es una pésima idea. Ojalá que después de leerlas recapacites, así te ahorrás un garrón.

 

1. Al igual que en las películas, las segundas partes siempre son peores

¿Viste cuando a una película le va muy, pero muy bien y entonces el estudio que la hizo decide sacar la segunda parte y aunque trata de superar el éxito de la primera no lo consigue? Bueno, es lo mismo pero con las relaciones. Hay historias que no necesitan una segunda parte. Quizás te invada la nostalgia y no quieras soltar: pensás que todavía queda algo, pero creeme que ya no hay nada NUEVO para contar.

Ya que estamos, por ejemplo…

2. Hay una buena razón por la que la relación terminó, aunque ahora elijas ignorarla

Todo lo que te irritaba del otro sigue estando ahí, escondido detrás de tu nueva ilusión. Querés que las cosas funcionen y por eso preferís no verlo, pero es una bomba de tiempo. Enseguida van a empezar de nuevo los problemas de siempre y ustedes van a querer volver a cortar; es un círculo vicioso.

3. Hay muchos más peces en el río, ¿por qué limitar tus opciones?

Pensá en toda la gente copada que te estás perdiendo de conocer por seguir enganchada con ella/él. ¿Me vas a decir que no hay una sola persona más interesante que tu ex? ¿Quién es? ¿Samuel Beckett? ¿Sylvia Plath?

britney

4. No podes empezar un nuevo capítulo si seguís atascado en la misma página

La vida son momentos y algunos tienen que terminar. Dale un beso y despedite. Punto final. A veces hay que cerrar una etapa para hacer lugar para nuevas experiencias. La vida sigue, vos no te quedes.

5. Ninguno de los 2 cambió

Aunque alguno haya prometido cambiar, los 2 siguen siendo las mismas personas. El deseo de renovarte no te convierte en alguien diferente de la noche a la mañana. Hay actitudes que tienen que ver con nuestra naturaleza y no con una simple elección personal. No seas ingenu@: no pierdas tu tiempo con promesas de que vendrán tiempos mejores.

 

Después no te quejes. Yo te avisé

 

También te puede gustar...