El regreso del pijicorti

Por si las dudas te lo avisamos: si hacés alguna de estas cosas la tenés más chica que un garbanzo.

1. Pensar que “NO” quiere decir “SÍ”

La chica te dijo “no”, ese es el fin de la historia. No te conviertas en ese pelotudo uni-neurona que piensa que lo rechazaron porque la señorita en cuestión “se estaba haciendo la difícil” y sólo es cuestión de seguir insistiendo.

2. Mandar desnudos no solicitados

La regla sobre este tema es muy clara: a menos que una mujer te pida de forma explícita e inequívoca que le mandes una foto de tu pajarito, no lo hagas. Nunca. Never. Niemals. Ya sabemos que pensás que tu amigo es muy simpático y todos quieren verlo, pero creenos que no es gran cosa.

3. Boquear con que una mujer “se la da de fina pero seguro que es una zorra en la cama”

Hablar así de alguien que no conocés no te hace ver más masculino sino que revela tus problemas de enanismo mental. Ya quisieras vos que te prestara atención. Y si te dio bola sé agradecido porque si dependiera del resto de las mujeres, morirías virgen.

4. Creer que sos una máquina sexual pero ser un pésimo garche

Nunca escuchaste a una mujer felicitarte por lo bien que cogés, pero por alguna razón vos pensás que lo hacés muy bien. Conocés una sola posición, durás poco y no bajás pero todavía tenés el atrevimiento de darle consejos a tus amigos.

5. Ser deshonesto con lo que querés obtener de la relación

Si jugás a 2 puntas, si usás a alguien o si le hacés perder su tiempo sos un inmaduro de pene intantil. Si no querés un compromiso serio, tené los huevos de aclararlo de entrada

6. Pelearte por una mujer en un boliche

Hacerte el malo, discutir con otro flaco, empujarlo o directamente pegarle para “ganarte a una mina” es patético. No te hace ver ni rudo ni sexy. Te deja parado como lo que verdaderamente sos: un tipo con serios problemas de autoestima, originados en una falta importante en la zona debajo del ombligo.

 

En resumen, y por si no quedó claro, si hacés alguna de estas cosas…

También te puede gustar...