5 ídolos caídos

Reconocidos mundialmente. Ganadores. Brillantes. Durante mucho tiempo estas bestias dominaron el deporte. Pero eventualmente todos perdieron su posición de líderes por culpa de sus excesos, conductas antideportivas o problemas personales.

1. Lance Armstrong

Para mucha gente su nombre es sinónimo de “ciclismo”. Claro, es que a estos tipos no los juna ni su madre. ¿Cuántas personas pueden nombrar a más de un ciclista conocido? Supongo que no muchas. En ese sentido, Lance Armstrong ayudó a popularizar el deporte. Súper exitoso. Súper campeón. Súper dopado.

En el 2012 la Unión Ciclista Internacional demostró que el flaco tomaba algo antes de cada carrera (y no estamos hablando de un Yogurísimo con provitalis)  y le sacó los 7 Tours de Francia que ganó durante su carrera. Pasó de ser un ganador de la vida a no tener nada.

lance[1]

Via Tiempo.com.mx

2. Oscar Pistorius

Era la historia de superación que conmovía al mundo. Corría como Sonic a pesar de una doble amputación y reclamaba competir mano a mano con el resto de los atletas. Se lo negaron durante mucho tiempo porque (escuchá esto porque parece joda): “sus prótesis de fibra de carbono le dan una ventaja injusta sobre otros corredores”…que tienen DOS PIERNAS enteras, ¿no? Parece un chiste negro.

El cuento no tiene final feliz. En octubre de 2014 lo condenaron a cinco años de prisión. ¿El motivo? Lo encontraron culpable de asesinar a su novia. Un angelito.

186628-oscar-pistorius[1]

Via The Courier Mail

3. Tiger Woods

Con solo 40 años es el segundo jugador con más majors ganados en la historia de ese deporte (14). Fue durante mucho tiempo el número 1 del PGA tour. Pero partir del 2009 sus problemas personales afectaron su rendimiento deportivo.

De repente empezaron a aparecerle amantes por todos lados. Se sabe por lo menos de 14. CATORCE. El golfista se defendió diciendo que era un “adicto” al sexo. Pero su imagen ya estaba muy hecha mierda. Perdió el patrocinio de Nike, Gatorade y Gillette. Su jermu lo dejó y se llevó mitad de su guita. Empezó a jugar para el culo. Y bue, hay cosas peores. Nada que no se arregle con un poco de abstinencia y autocontrol, ¿no, Tiger?

Via caraotadigital

4. Michael Schumacher

Schumi es el piloto de Fórmula 1 más ganador de todos los tiempos. Una verdadera máquina: ganó más que Fangio, Niki Lauda y Ayrton Senna. No le cabía mucho a sus compañeros, que decían que era un sucio de mierda (por como manejaba, no por sus hábitos de higiene, claro)…pero eso ya es otro tema.

En diciembre del 2013, a poco tiempo de haber anunciado su retiro definitivo de la alta competencia, se dio un alto palo mientras esquiaba. Sufrió lesiones cerebrales muy serias y estuvo mucho tiempo en estado crítico. Su salud sigue siendo una incógnita, porque su familia no quiere dar novedades, pero parece que está hecho percha. Nunca volverá a ser el mismo.

Via Tiempo

5. Ronaldinho

Lejos quedó la mejor versión de Ronaldinho que la descocía en el Barcelona. Ya no se lo ve tan sonriente en la cancha ni tan desequilibrante. La magia sigue estando, pero el físico ya no lo acompaña.

Como a muchísimos ídolos brasileños, a Dinho lo retiró la fiesta. Garotas, Skol y mucha noche. Lento, panzón y poco profesional no dura en un club más de 2 minutos. Está bien. Que disfrute, che. Se lo ganó por darle a sus fans tanta magia.

Via Taringa

Fuente: msn.com

También te puede gustar...