5 cosas que no se pueden disimular

1. El mal gusto

El mal gusto es muy difícil de esconder, principalmente porque se reconoce a simple vista. Si tenés mal gusto, es casi seguro que escuchás música de mierda, te vestís para el orto y sos un ordinario.

 

2. La cara de orto

Sólo un grupo selecto de personas puede disimular la cara de orto, al resto se nos nota a kilómetros de distancia.

 

3. La calentura

Cuando le tenés ganas a alguien es imposible poner cara de póker: los gestos no verbales te traicionan. Miradas prolongadas, enrojecimiento del rostro, sonrisas picaronas…

 

4. Un pedazo de comida atascado entre los dientes

Cuando te queda un pedazo de acelga entre los dientes ya no hay ningún secreto: está ahí afuera, a la vista de todos.

 

5. Las ganas de cagar

Es imposible caretearla cuando te está violando un sorete. La cara de incomodidad y la velocidad con la que te mandás para el baño te delatan.

 

También te puede gustar...