Cuando derrochás clase y fineza y ya no sabés como ocultarlo

dady

 

 

Fuente: @dadybrieva

También te puede gustar...