Cuando sos obediente, pero también te cabe el vandalismo

 

También te puede gustar...