Cuando querés ser su amigo, pero el universo no para de mandarte (otras) señales

 

También te puede gustar...