Cuando el fabricante no sabe qué frase poner en la cartuchera y se va al pasto

bellezainterior

 

También te puede gustar...